En 2013, la AATI lanzó el Programa Padrinazgo, destinado a los traductores o intérpretes asociados que sean recién graduados de instituciones oficiales de todo el país.
El objetivo es guiar los primeros pasos del traductor o intérprete mediante el padrinazgo de un profesional experto.
Aquellos traductores e intérpretes nóveles recién graduados que quieran participar de este programa, deberán completar el formulario correspondiente, en el cual deben rellenar todos los campos obligatorios e incluir en el mensaje la especialidad de su interés.
Para conocer los requisitos y obtener más información, contactar a: padrinazgo@aati.org.ar.

Leer artículo "El Programa Padrinazgo desde adentro"

Programa de Padrinazgo de la AATI

Reglamento

I) Objetivos:
Estimular la inserción de los profesionales recién graduados en el mercado de la traducción o interpretación, guiados por un traductor o intérprete experimentado que sea socio de la AATI; brindar a los recién graduados orientación en los primeros pasos de su carrera profesional y promover una práctica digna y correcta dentro de un marco de respeto hacia la profesión. Este programa no tiene fines de lucro y no supone contrato ni promesa alguna de trabajo entre las partes. Ninguna de las partes recibirá retribución o compensación económica alguna por su participación en el programa. Por cuestiones de incumbencia, no podrán ser parte de este programa de AATI los alumnos o graduados de las carreras cuyo único título sea el de traductor público.

II) Definición de los términos utilizados

A los efectos de este programa, se entiende por Apadrinado y Padrino lo siguiente:

  • Apadrinado: socio de la Asociación y que recibe orientación de otro traductor o intérprete experto, el padrino.
  • Padrino: miembro activo, adherente, honorario o vitalicio, o docente de cursos y charlas de AATI, que ha expresado su intención de comprometerse a guiar y orientar a un traductor novel, el apadrinado, en sus primeros pasos en la profesión. Los intérpretes de Lengua de Señas Argentina (de aquí en adelante, LSA) podrán actuar como padrinos dentro del marco de este programa.

Las excepciones que no estén contempladas en estas definiciones se analizarán individualmente. En todos estos casos, la aprobación final de la participación en el programa quedará sujeta a la decisión inapelable de la Comisión Directiva de la AATI.

III) Alcance: El programa de Padrinazgo estará disponible únicamente para la persona que reúna los siguientes requisitos, sin excepción alguna:

Debe haberse graduado dentro del año anterior a la solicitud de participación del programa; y
Debe haber tramitado su asociación a la AATI como socio y presentado toda la documentación necesaria para su asociación según el Reglamento Interno.
En ningún caso se aceptarán traductores graduados que no hayan tramitado su membrecía ni que deseen participar del programa pasado el período anteriormente citado.

IV) Mecanismo del programa:

  • Inicio: Luego de que el graduado se contacta con la Asociación y presenta la documentación para tramitar su membrecía, podrá optar por participar del programa aquí descrito (véase adelante “Marco Temporal”). Una vez que el profesional es aceptado en el programa, se le asignará un padrino (véase la sección “Responsabilidades, derechos y limitaciones”), de acuerdo con sus preferencias de especialización dentro de la profesión y la disponibilidad de padrinos en la Asociación. El padrino será seleccionado de una base de traductores o intérpretes experimentados, socios de la AATI con un mínimo de 5 años de membrecía, que se hayan propuesto de manera voluntaria para colaborar como padrinos, y hayan sido aceptados como tales por la Comisión Directiva. A tal fin, la Asociación convocará a los socios activos para solicitar la colaboración de traductores o intérpretes que deseen formar parte del programa de Padrinazgo en calidad de padrinos.
  • Duración: Al finalizar los seis meses de duración del programa (véase “Marco Temporal”), el profesional apadrinado deberá elevar un informe final a la Asociación, en el que deberá constar sus opiniones y evaluación general del programa. Por otro lado, el profesional padrino deberá también elevar un informe final sobre el desempeño del apadrinado, y su opinión general sobre el programa. El informe no será de carácter evaluativo. Véase más adelante “Responsabilidades, derechos y limitaciones”.
  • Finalización: Transcurridos seis meses desde el inicio del Programa, el apadrinado y el padrino darán por finalizada su relación conforme a este programa, y todos sus derechos y obligaciones quedarán disueltas. Véase más adelante “Responsabilidades, derechos y limitaciones”.

V) Marco temporal:

  • De la incorporación en el programa de Padrinazgo: El recién graduado tiene un período máximo de un año para solicitar la incorporación en el programa, contado desde la fecha de su graduación o desde su afiliación a la Asociación, lo que ocurra primero.
  • Del Padrinazgo: El programa tiene una duración única de seis meses. Pasado este período, toda relación entre el padrino y el apadrinado quedará disuelta dentro del marco de este programa. Cualquier contacto que sigan manteniendo los profesionales no será responsabilidad de la AATI y quedará fuera de su injerencia. El apadrinado podrá participar del programa una única vez.
  • La cantidad, extensión y frecuencia de las consultas se regularán según un criterio consensuado entre el apadrinado y el padrino. Se recomienda el uso del correo electrónico para las consultas, aunque el padrino puede optar por otro medio de comunicación si lo considerase necesario (llamadas telefónicas, MSN, Skype, etc.). El apadrinado no deberá excederse en la cantidad de consultas, que quedan limitadas a un máximo de dos consultas por semana.

VI) Responsabilidades, derechos y limitaciones de las partes:

a. Una vez que el padrino haya expresado su intención de participar del programa y aceptado al apadrinado por escrito mediante un correo electrónico enviado a la Comisión Directiva, el padrino quedará expresamente comprometido a orientar al apadrinado en la profesión dentro de la especialidad elegida. Por “orientar al apadrinado”, se entienden las siguientes tareas, en carácter taxativo e inclusivo:

i. orientación para la confección de presupuestos y sobre la forma de redactar respuestas profesionales a clientes actuales, o sobre la forma de presentar propuestas para clientes nuevos y potenciales;

ii. orientación en cuanto a las tarifas vigentes en el mercado, dentro de la especialidad elegida;

iii. orientación en cuanto a las modalidades de facturación y los medios de cobro disponibles para traductores e intérpretes;

iv. sugerencias para insertarse en el mercado dentro de la especialidad elegida;

v. sugerencias para manejar proyectos de traducción o interpretación complejos ya sea por su longitud o duración, o por la temática del trabajo;

vi. sugerencias de recursos bibliográficos y de consulta;

vii. sugerencias para comportarse de manera profesional con agencias y estudios de traducción y con clientes y colegas;

Se espera que el padrino responda las consultas del apadrinado dentro de un plazo razonable, que en ningún caso podrá exceder 72 horas corridas.

b. Los padrinos tienen derecho a abstenerse de orientar al apadrinado en caso de que se presente un conflicto de interés profesional o en caso de carecer de la competencia necesaria.

c. La orientación provista al apadrinado debe ser completamente desinteresada y sin fines de lucro. Asimismo, el padrino deberá comprometerse a respetar, y a hacer respetar, el Código de Ética de la AATI.

d. Tampoco se podrán hacer consultas legales si se presenta un conflicto con un cliente. La responsabilidad del padrino se limita a brindar asesoramiento general a su leal saber y entender.

e. Los padrinos tienen el derecho de darse de baja como integrantes del programa en cualquier momento, pero nunca mientras tengan a un apadrinado asignado. Deberá finalizar el ciclo de padrinazgo de seis meses en el que se comprometió con el apadrinado en cuestión y luego retirarse del programa, mediante comunicación por correo electrónico a la Comisión Directiva. Cuando tuviera a un apadrinado asignado, el padrino podrá renunciar o retirarse del programa únicamente si mediaran cuestiones de salud certificadas fehacientemente o casos de fuerza mayor. En ese caso, el apadrinado podrá volver a postularse para participar. El compromiso de la AATI se limita a la disponibilidad de padrinos.

f. Cualquier inconveniente que pudiera surgir entre el padrino y el apadrinado debe informarse a la Comisión Directiva, quien tratará de mediar entre las partes. No obstante, la AATI no tendrá responsabilidad alguna por los resultados del programa. Los apadrinados tienen el derecho de recibir un único padrino y obtener de éste orientación y sugerencias. Por “orientación y sugerencias”, se entiende, a modo taxativo e inclusivo, las mencionadas en los párrafos i a vii de la sección VI.

g. Los apadrinados tienen la obligación de actuar en forma profesional tanto en su accionar como en su comunicación con el padrino.

h. La orientación o las sugerencias que brinde el padrino no constituyen una obligación para el apadrinado; simplemente serán cursos de acción sugeridos que el apadrinado considerará implementar o no en su profesión.

i. Los apadrinados no recibirán ni deberán pretender recibir trabajo del padrino, ni durante el curso del programa ni después de su finalización. Este proyecto no implica ninguna garantía de trabajo ni fuente de remuneración, ni presente ni futura, sino que constituye únicamente un medio de orientación para el profesional novel.

j. Los apadrinados deben tener en cuenta que la orientación y las sugerencias de los padrinos se basan en su experiencia personal y, como tal, no constituyen, en ningún caso, una regla de oro ni fórmula infalible. Se trata de sugerencias y consejos subjetivos. Si la orientación o consejo provisto por el apadrinado no da el resultado previsto, el apadrinado no puede, bajo ninguna circunstancia, responsabilizar al padrino por tal situación.

k. Cualquier incumplimiento de lo que aquí se estipula por parte del apadrinado o del padrino será penalizado con la exclusión del programa de la parte correspondiente o las sanciones pertinentes según lo establezca la Comisión Directiva, lo que puede llegar hasta la expulsión como miembro de la Asociación.

VII) Ampliaciones y Excepciones.

Este Reglamento se aplicará dentro del marco del Reglamento Interno de la AATI. Sólo se aceptarán ampliaciones y excepciones al presente reglamento por decisión de la Comisión Directiva, las cuales deberán constar por escrito en un acta en el Libro de Actas. La decisión que se tome respecto de la incorporación o eliminación de puntos en este documento deberá ser aprobada por simple mayoría.

Abril de 2015

charla_ale_asistentes
charla_de_cultura_china_asistentes2
dsc03121_nxpowerlite
transeconomy-f3db8bd07bf4e9016a297a9b4ec4b4b6 kelediciones logo_sbs_nuevo_horizontal2013-d112c361e427216ab128485bc99d8b24 idec-66c41c0f187c7b977b4f3c509caa4beb ccf-8334efc0d699958bc31297d4d6a969c5